Las Cataratas del Iguazú, consagradas como una de las siete maravillas del mundo, se han posicionado como uno de los destinos estrella de la Argentina. En este post comparto algunas recomendaciones para optimizar su visita y disfrutarlas a pleno!

Kit infalible: Llevar buen calzado, ropa cómoda, malla o traje de baño debajo, protector solar, cantimplora, gorra y repelente. Quienes no aguantan estar mucho tiempo mojados, pueden agregar una muda de ropa seca para el regreso.

Chequea el calendario lunar: Antes de planear la visita, chequea los días de luna llena del mes. Hay salidas nocturnas en dos turnos distintos para recorrer el parque de noche y ver la luna llena reflejada sobre la Garganta del Diablo. Yo no tenía muchas fechas para elegir y esta vez no pudo ser, pero la próxima si o si coordino para el avistaje nocturno.

Evitar los fines de semana largos: No me divierte demasiado la idea de viajar entre la multitud. Es por eso que siempre prefiero evitar la temporada alta y los fines de semana largos. Si querés tener una experiencia positiva, mi consejo es viajar lejos de estas fechas.

Acceso al parque: La ruta de ingreso al parque se encuentra en buen estado. Hay transporte público que comunica continuamente Puerto Iguazú con el Parque Nacional. Si viajas en vehículo propio es importante respetar las señales de tránsito y las velocidades máximas. La ruta es tipo “serrucho” y se pueden generar accidentes. Además también es posible cruzarse con fauna autóctona y siempre hay que tener precaución.

La garganta del Diablo

Cataratas del Iguazú.

Visitar el centro de interpretación: Es un buen pantallazo inicial antes del recorrido. Se puede obtener información sobre los recursos naturales que se preservan en el parque y la cultura de los habitantes de la zona.

Comenzar la visita a contramano de la multitud: Cuando ingresé al Parque le pregunté a uno de los colaboradores por donde me convenía arrancar la visita. Me sugirió comenzar por el circuito inferior y cruzar a Isla San Martín, dado que los grupos suelen ingresar primero a la zona de la Garganta del Diablo y se demora mucho el acceso al tren. Le hice caso y disfrute mucho la visita. De hecho fui a la Garganta del Diablo con poca gente y sin largas esperas.

Hay numerosos carteles informativos en Braille.

Conserva tu entrada al Parque Nacional: El parque es grande y ofrece varios senderos para recorrer. Muchas personas necesitan más de un día para completar la experiencia de visita. Conservando la entrada, pueden obtener un pase de 2º día para ingresar al día siguiente con un 50% de descuento. Para poder aprovechar este beneficio, deben sellar la entrada a la salida de primer día para acceder a la promoción el segundo.

Visitas accesibles: El parque cuenta con la infraestructura necesaria para personas con discapacidad, mujeres embarazadas, con niños y adultos mayores. Este dato es más que importante para organizar un viaje en familia con la tranquilidad de saber que todos podrán disfrutar del entorno.