Hay muchas maneras de recorrer una ciudad y los buses turísticos son una opción más. En este post te contamos cómo funcionan y en qué casos conviene contratarlos.

Los buses turísticos se han convertido en uno de los servicios turísticos principales de las grandes ciudades. Bajo un concepto práctico, estos buses realizan recorridos preestablecidos por los puntos de relevancia turística de la ciudad, con paradas fijas y señalizadas.

Como funciona el servicio?

Una vez obtenido el ticket, el pasajero puede subir y bajar cuantas veces quiera del bus (sistema conocido como Hop On Hop Off) o bien realizar el recorrido completo a bordo. Generalmente se ofrecen al menos dos recorridos diferentes en la ciudad. En algunos casos se pueden comprar pases de dos días corridos  y aprovechar a realizar los dos circuitos. Con el ticket se entrega un mapa con las paradas y horarios del servicio, lo cual permite organizar mejor el día de paseo.

A bordo del bus se ofrece un servicio de audio guía en, al menos, seis idiomas diferentes. Es muy fácil de programar y brinda un pantallazo de los datos más llamativos y relevantes de cada uno de los lugares por donde pasa el bus.

BUENOS AIRES

MADRID

LONDRES

NEW YORK

Servicio Anfibio

También hay sistemas similares para recorridos en el río. En París tomé el Batobus y recorrí el Río Sena con el sistema Hop On Hop Off. Y en Lóndres hay un servicio muy particular llamado London Duck Tours que se hace en un vehículo anfibio.

PARIS

LONDRES

Cuándo conviene utilizarlo?

Al momento de viajar y conocer una nueva ciudad le escapo a los city tours o recorridos preestablecidos. Generalmente prefiero caminar sin orden alguno, pero reconozco que el servicio de bus turístico resulta muy práctico cuando tenés poco tiempo en la ciudad y querés ver los sitios más característicos.

En mi caso, lo utilicé en dos ciudades, Madrid y Barcelona, y me gustó. Había viajado por trabajo y tenía sólo una mañana libre. Práctico, cómodo y puntual. Si bien deja afuera algunas perlas y barrios no turísticos afuera, no es una mala opción para viajes relámpagos. Brinda más libertad que un city tour regular pero cabe aclarar que todo el guiado a bordo es mediante un sistema de audio guía y es poco personalizado. Como todo ,tiene sus ventajas y desventajas…

Si te gusta la idea no dudes en chequear la disponibilidad del servicio a la ciudad a la que viajes.