El último destino de nuestro viaje por la costa oeste de Estados Unidos fue San Francisco. Una ciudad que me costó descifrar en un comienzo pero que luego me convenció. Con sus subidas y bajadas y emblemáticas postales, San Francisco tiene varias pequeñas ciudades dentro y vale la pena dedicarle  4 o 5 días dentro de tu itinerario. Aquí comparto mi experiencia en la ciudad emblema de la Costa Oeste.

Highlights de la ciudad

1-The Herbert Hotel

The Herbert Hotel

2- Powell Market

Powell Market

3- Fisherman's Wharf

Fisherman’s Wharf

4-Chinatown

Chinatown San Francisco

5-Little Italy

Little Italy San Francisco

6-Golden Gate Bridge

Golden Gate Bridge

¿Cómo nos movimos?

La ciudad la recorrimos a pie, en Uber y ferry. Es muy práctico utilizar Uber en Estados Unidos porque las tarifas son accesibles y ahorras mucho tiempo trasladándote de un lugar a otro. Nuestra experiencia fue muy positiva. Es muy común ver que los conductores de Uber utilizan también la aplicación Lyft, un servicio muy popular en la costa oeste de Estados Unidos. Te sugerimos que te descargues ambas aplicaciones para tomar el primer servicio disponible.

Día #1

Un recorrido inicial por barrios de colectividades

 

Barrio Chino

Cuando llego a una nueva ciudad me gusta salir a caminar alrededor del hotel, ubicar las tiendas que están cerca, las paradas de transporte y familiarizarme con el entorno. El hotel está a pocas cuadras del barrio chino así que, casi sin darme cuenta, estaba en uno de los barrios más turísticos de la ciudad. Es el Chinatown más antiguo de América del Norte y alberga la comunidad china más grande fuera de Asia. Como todo barrio chino, hay gran oferta de productos de todo tipo y la gastronomía es el gran atractivo. La Puerta del Dragón es uno de los símbolos del barrio y es el inicio de la Avenida Grant, una de las arterias principales del barrio.

Little Italy

Caminando y caminando llegué a Little Italy, el barrio italiano. Si toman la calle Stockton o Columbus Avenue llegan al corazón del barrio italiano. De todas formas se van a dar cuenta fácilmente porque cambia la escenografía y la oferta gastronómica. Hay muchas pizzerías, casas de pasta y almacenes italianos con productos de primera. Yo me quedo particularmente con la comida italiana por lejos! Ambos barrios son ideales para caminar tranquilo, disfrutar y sacar fotos. Hay muchos murales y todo el entorno es bien colorido. Las calles en subida y bajada regalan también buenas fotos de las calles y sus casas.

No se pierdan

  • Caffe Trieste. Un lugar tradicional de la ciudad. Café intenso y una propuesta limitada pero muy rica de pastelería. Ideal para sentarse a escribir y sacar fotos. Se puede comprar café en grano y molido. Ideal para los amantes de esta bebida.
  • Golden Boy Pizza. Amo la pizza y hubiera comido todos los días en ese lugar. Se venden pizzas por porciones, en un lugar bastante pintoresco. Ideal para comer al paso y seguir disfrutando de la ciudad.
  • Molinari Delicatessen. Terribles Sandwiches! El vegetariano de berenjenas es una bomba! Se pueden comprar un sin fin de productos típicos italianos. Lugar bastante concurrido pero vale la pena.

Vuelo y Hotel

Vuelo desde Las Vegas a San Francisco. Dura aproximadamente 1 hora 40 minutos. Nos alojamos en The Herbert Hotel, ubicado en 161 Powell St, San Francisco. Buena relación precio – ubicación. Habitación doble con baño compartido. Esta ubicado a dos cuadras de la estación terminal del Tranvía y conectado con muchas líneas de bus.

Día #2

Paseando con el pintoresco tranvía, llegamos a su muelle más icónico.

 

Momento de tomar el tradicional tranvía (allá es conocido como Cablecar), el que se ve en las series y películas. Suele ser un atractivo bastante concurrido y la fila para poder tomarlo puede demorar entre 30 y 45 minutos. El tranvía tiene tres rutas que cubren algunos de los barrios más famosos de la ciudad:

Powell-Hyde

Parte desde Market y Powell. Yo tomé esta línea. Los tickets en este punto se compran en una casilla que está a unos metros de la salida del tranvía. Ojo! Es importante comprar los tickets primero y luego hacer la fila. Mucha gente hacía la fila pensando que los tickets se vendían a bordo. Esta línea asa por Union Square, el Museo del Cable Car, Nob Hill, Russian Hill, Lombard Street y finaliza en la Plaza Ghirardelli, a unas pocas cuadras de Fisherman’s Wharf.

Powell-Mason y California Street

Powell-Mason sale desde el mismo punto que la línea anterior, recorre North Beach y termina cerca de Fisherman’s Wharf. y California Street: Recorre el distrito financiero, Chinatown y Nob Hill. Hay que prestar atención al momento de subir al cable carril para no confundirse de ruta. De todas formas, el paseo y el tranvía son un atractivo en sí mismo. No se lo pueden perder!

Lo que no me gustó de este viaje es que si logras sentarte y pensás que vas a poder sacar fotos y disfrutar te llevás una gran desilusión, porque sigue subiendo gente y viaja parada delante tuyo. Esto significa que ni los que viajan parados ni los que viajan sentados logran disfrutar mucho del trayecto y sacar buenas fotos es más complicado de lo que parece. De todas formas, vale la pena hacerlo. Tarifa: Adultos 7 Usd.

Tomé la línea Powell-Hyde. Saqué algunas fotos en el trayecto y descendí en la última estación, Plaza Ghirardelli. Desde ahí seguí a pie hasta Fisherman’s Wharf, conocido también como Pier 39, Parque Marítimo Histórico Nacional y sede de varios museos. Es un polo gastronómico muy activo, donde se pueden degustar platos de mar para comer al paso, comprar en tiendas de chocolates y pochoclos y por supuesto probar algo rico en Boudin Bakery.

En Pier 39 hay un centro comercial con algunas tiendas originales, como una como Trish´s Mini Donuts o Lefty´s, la tienda que vende únicamente productos para zurdos. Es una linda zona para pasar la tarde y disfrutar de un día de sol. Una buena alternativa es alquilar una bici o bien hacer un free tour por la zona. Como me encanta caminar, regresé hasta el hotel a pie. Fueron varias cuadras pero es una buena oportunidad para recorrer zonas no tan turísticas y alejarse de la multitud.

Terminé el día caminando nuevamente por Little Italy, donde esta la librería City Lights Bookstore (1953), una de las más conocidas de la ciudad. Un espacio recomendado para amantes de los libros y la lectura. Pronto haré un post con las librerías imperdibles de los destinos emblemáticos del mundo y ahí prometo desarrollar más el tema pero no dejen de visitar City Lights y comprar algún recuerdo de la tienda.

Día #3

Un barrio donde el jazz, el hippismo y el under viven en armonía.

 

Haight-Ashbury

El tercer día recorrimos uno de los barrios más bonitos de la ciudad: Haight-Ashbury. Fue la cuna del movimiento bohemio y hippie de finales de los 60´ y se caracteriza por sus murales y tiendas de todo tipo: librerías anarquistas, coffee shops, tiendas de ropa retro, disquerías, etc. Ideal para pasar una mañana y almorzar por la zona. Entre los muros y las fachadas de las casas victorianas la cámara de fotos no tiene respiro.

Además de la librería anarquista llamada Bound Together – Anarchist Collective Bookstore (donde pueden comprar algunas perlitas como por ejemplo los pequeños libros Re-Minders) les recomiendo visitar The Booksmith, una librería donde es posible encontrar recomendaciones de libros escritos a mano.

Día #4

Hay algo mejor que contemplar el Golden Gate...cruzarlo a pie!

 

Golden Gate Bridge

Tal como el Brooklyn Bridge en Nueva York, el Golden Gate Bridge es uno de los símbolos más importantes de la ciudad.  Lo ideal es cruzarlo a pie o bien alquilar una bicicleta para poder tomar buenas fotos desde arriba y disfrutar del recorrido. Para mi sorpresa, el recorrido comienza en el Golden Gate National Recreation Area, un ecoparque gestionado por la Administración de Parques Nacionales de los Estados Unidos, en el cual se pueden realizar varias actividades recreativas. Hay un centro de interpretación donde se puede conocer más sobre la cultura de las comunidades indígenas del lugar, el colonialismo español, la república mexicana, la expansión militar de Estados Unidos y el crecimiento de San Francisco.

Merchandising del gran puente

Hay una tienda donde se puede comprar suvenires, libros y otros recuerdo. Allí compré el Pasaporte de los Parques Nacionales de Estados Unidos. Es un pequeño libro con información de todos los parques nacionales del país y con un espacio para colocar los sellos de cada parque. En las cajas de las tiendas podés pedir que sellen tu pasaporte y llevarte un recuerdo original.

Sausalito

Una vez que llegamos al otro lado del puente, tomamos un Uber hasta la ciudad de Sausalito. Allí almorzamos y recorrimos sus tiendas. Hay varios parques y se puede pasar un buen rato hasta el atardecer. Se pueden hacer tours en barco o bien aprovechar y regresar a San Francisco en Ferry. Es lo más rápido y práctico para el regreso. Llega al San Francisco Ferry Building y se pueden subir las bicicletas a bordo. También se tiene una buena vista de la bahía y el puente.

Día #5

Alcatraz, una cárcel de película que se convirtió en paseo obligado.

 

Rumbo a Alcatráz

Rumbo a Alcatraz. Otro clásico! Estábamos en duda de ir pero realmente vale la pena. Lo decidimos ya en destino y casi casi no encontramos tickets. Super importante reservarlo con tiempo para no quedarse sin entradas. Hay tours diurnos y nocturnos y está muy bien organizado (como todos los atractivos de Estados Unidos que tuve la oportunidad de conocer).

Compré el ticket online, en el único sitio oficial llamado Alcatraz Cruises. Fui con el print de los tickets en mi celular e hice el canje de las entradas en la boletería ubicada en el Pier 33. Las entradas están marcadas con horario de salida y hay que estar en el lugar media hora antes de la partida.

La excursión

Luego de aproximadamente 20 minutos de ferry llegamos a la isla, donde te recibe un guía y te explica la manera de recorrer el lugar. Es un área protegida por la administración de parques nacionales de Estados Unidos y se debe cuidar el entorno. Se pueden tomar folletos por tan solo 1 dólar y con la entrada se retira la audio guía. Se proyecta un breve vídeo introductorio y comienza la visita. Me gustó mucho la manera en la cual se plantea el recorrido, con explicaciones muy claras y didácticas. El hecho de ingresar a la isla en horarios predeterminados ordena la circulación de gente y ayuda a que la experiencia sea positiva.

La tienda es muy linda también y se pueden comprar varios recuerdos originales del lugar. Este es un punto donde se sella el pasaporte de los parques nacionales.La visita a Alcatraz es super recomendada!

Como planificar tu viaje a la Costa Oeste de los Estados Unidos

Es es el primero de una serie de post dedicados a las tres ciudades que forman parte del triángulo de oro de la costa oeste de USA: Los Angeles, Las Vegas y San Francisco. Todos los detalles: cantidad de días, hoteles, rutas y logística a lo largo del camino.

Destino Los Angeles: guía completa para 5 días!

Es la ciudad más imponente de la costa oeste de Estados Unidos. Meca de las industrias del entretenimiento y la cultura. Con un detallado recorrido, te mostramos las actividades y los barrios imperdibles de la ciudad.

Como viajar desde Los Angeles a Las Vegas en auto

Luego de casi una semana en Los Ángeles, partimos en auto rumbo a Las Vegas. Salir a la ruta fue una de las experiencias más lindas de nuestro viaje por la costa oeste. A continuación, el recorrido de 7 horas con las tres paradas que hicimos en un viaje que mezcla paisajes áridos, lugares insólitos y un tramo de la mítica Ruta 66.

De Las Vegas al Gran Cañon, por la ruta 66!

En post anteriores te contamos cómo fue todo nuestro itinerario por la costa oeste. En este vamos a continuar nuestro camino por la Ruta 66 y te contaremos este trayecto lleno de diversión, naturaleza y nostalgia.

Guía básica para recorrer los imperdibles de San Francisco

Fue nuestro último destino de nuestro viaje por la costa oeste de Estados Unidos. Una ciudad que me costó descifrar en un comienzo pero que luego me convenció. Con sus subidas y bajadas y emblemáticas postales, San Francisco tiene varias pequeñas ciudades dentro y vale la pena dedicarle  4 o 5 días dentro de tu itinerario. Aquí comparto mi experiencia en la ciudad emblema de la Costa Oeste.

Nota: Sobre la accesibilidad en Estados Unidos

Este post cierra una serie de varios artículos sobre la costa oeste del país y quiero resaltar que en todos los atractivos, museos y parques de diversiones que recorrimos hay facilidades y servicios para personas con discapacidad. Esto es algo de gran ayuda al momento de organizar un viaje, dado que garantiza una buena experiencia para la persona con discapacidad como para la familia o grupo que lo acompaña.

Me sorprendió para bien el hecho de ver piscinas accesibles, rampas y dispositivos que garantizan la circulación y el acceso a la información para personas hipoacúsicas y no videntes.  

Hasta aquí nuestro viaje por San Francisco y la Costa Oeste de Estados Unidos. Felices de haberlo compartido con ustedes! Dudas o consultas no duden en escribirme a leticia.estevez@gmail.com