Experiencia viajera: una infiltrada en el festejo brasileño.

Primer día completo en Brasil en el marco de la Experiencia Expedia  y como suelo hacer generalmente, salgo a recorrer la ciudad, familiarizarme con lo que me rodea. Tenía un boceto con algunos escritos sobre lugares que quería recorrer, pero la agenda deportiva se impuso. Se jugaba la final de la Copa Confederaciones y no tenía opción!
En este post comparto la experiencia de vivir la final de la Copa Confederaciones en medio de la multitud brasileña y frente al mar.
Partido Brasil

Al caminar las primeras cuadras por la avenida Beira Mar ya se respira un profundo nacionalismo. Las artesanías, la ropa y casi todo lo que se vende en las ferias lleva la impronta brasileña. Sin dudas la gente transmite un profundo amor y orgullo por su país a cada paso.
El “verde amárelo” estalla en cada detalle, sobre todo los días en los que juega la selección. Camisetas, gorras, sombreros, accesorios, banderas y una variedad de merchandising. Este viaje coincidía  con el evento que antecede a la Copa del  Mundo y, luego de tantas opiniones cruzadas, quería ver y observar como se vivía y palpitaba la final en una de las ciudades sede del próximo mundial.
Desde muy temprano comenzaron los eventos musicales que anticipaban gran cantidad de gente en la Playa de Iracema donde se levantó un gran escenario con música y platos típicos de la zona (forró y camarones nunca faltan). A medida que se acercaba la hora del juego, los fuegos artificiales iluminaban el cielo de una noche despejada y cálida. No había ni comenzado el partido y ya se vivía clima de fiesta.
Los pasajes de las calles decorados con banderas del Brasil
Cielo decorado
Frente a la playa hay gran cantidad de bares y puestos para comer comidas rápidas y bebidas de todo tipo. Todos ellos estaban bien decorados con los colores de la selección brasileña y las pantallas gigantes dispuestas para la transmisión del partido. Grupos de amigos y familias salen a las calles para ver los partidos de fútbol y compartir la pasión por este deporte.
Los puestos estaban todos completos! Llegué a ingresar a uno e infiltrarme entre la multitud. Era la única sin camiseta de Brasil, razón por la cual no tardaron mucho en preguntarme de donde era: “Argentina”, respondí. La repregunta fue “¿Por quién va alentar?”. Sin dar detalles, confieso que mentí.
Festejo Brasil
Más allá de los resultados (Brasil le ganó a España 3 tantos contra 0) la experiencia de ver una partido de fútbol entre la multitud local vale la pena. La gente transmite alegría, se ven encuentros, abrazos, cantos espontáneos y un clima de fiesta que dura hasta pasado el anochecer. La fiesta seguía, pero tenía que descansar. Tenía una semana intensa por delante y mucho por recorrer.
Fortaleza será una las sedes más activas del Mundial 2014, con actividades culturales al aire libre, buena propuestas de playas (en la ciudad y alrededores) e infraestructura moderna para recibir a los turistas. Dentro y fuera del estadio, Brasil garantiza buen clima para ver los partidos.
Más información: @leticiaestevez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: